Leonardo, el intérprete del agua


[caption id="attachment_10482" align="alignright" width="300"] Supuesto retrato de Leonardo Da Vinci, de la Galleria degli Uffizi.[/caption] A medio día de camino del convento de Santa María delle Grazie fluyen las aguas tranquilas y profundas del río Tesino, que nace en San Gotardo y tras serpentear por los valles Bedretto, Leventina y la Riviera a la que presta su nombre desagua en el lago Mayor. Aunque no hay crónicas ni tampoco se conservan testimonios que lo demuestren, es muy probable que en los descansos que se tomaba para escapar del férreo control de los dominicos mientras pintaba su Última cena, Leonardo da Vinci abandonase el convento de Santa María y Milán para relajarse en las plácidas orillas del Tesino. De lo que sí tenemos constancia es de que ensimismado en sus aguas –y en las de otros tantos ríos de su Toscana natal o incluso en Francia– Da Vinci alumbró algunas de las ideas y teorías que lo han convertido en un referente de la ciencia moderna. También en un “pionero”, como apunta Fritjof Capra, de la mecánica de fluidos o el análisis de los vórtices de agua, un ámbito de estudio que no prosperaría hasta tres siglos y medio después, cuando Hermann von Helmholtz volvió a centrarse en él.
Seguir leyendo...


Enseñando a pensar… computacionalmente


Hemos tenido que plantarnos en la segunda década del siglo XXI para comprender la importancia crucial de la enseñanza en el mundo. Todo el conocimiento construido a lo largo de milenios será inútil y se perderá en la nada si las generaciones venideras no están formadas para apreciarlo en su medida y, sobre todo, entender el acervo cultural existente para ser capaces de continuar descubriendo los misterios de la naturaleza y del ser humano. Por ello, conviene dotar de ingredientes y metodologías para pensar a nuestros niños; quizá nos va el futuro de la especie. La programación y el llamado pensamiento computacional son una posibilidad más de abordar problemas que todos, no solo los púberes, deberíamos conocer y aplicar cuando sea óptimo o necesario.
Seguir leyendo...


¿Qué flor es esa?


Las guías de campo siguen siendo materiales muy útiles, sobre todo cuando la conectividad a Internet no está garantizada en muchos de los parajes naturales que circundan el Mare Nostrum. Con la primavera, el polen se encarga de recordar, en especial a alérgicos y asmáticos, que ha llegado la floración. ¿Qué plantas les provocan más alergia o episodios asmáticos? La guía actualizada “Flora del Mediterráneo”, de Ingrid y Peter Schönfelder, es sin duda una buena forma de conocer e identificar tanto la belleza de las flores como, si es el caso, la presencia del origen de sus males primaverales.
Seguir leyendo...


Píldoras de poesía cuántica


Una de las fronteras del conocimiento humano es la física cuántica. Sus postulados son tan sencillos y, en palabras del catedrático José Ignacio Latorre, tan humildes, que se escapa a menudo su profundidad como sucede con los haikus orientales. Para comprender un poco más qué significa para el conocimiento humano la cuántica, la de verdad, no esa que utilizan como muletilla los magufos en sus imposturas cuando quieren dar rienda suelta a sus timos, vale la pena introducirse en esta suculenta propuesta divulgativa de José Ignacio Latorre.
Seguir leyendo...


Otros artículos

Última hora



Más actualidad en prensa, blogs, inglés



Imagen astronómica del día


Y la de ayer fué:

Un arco iris en el horizonte de París


Encuesta


Si la ciencia actual avanza por la labor en equipo, ¿tiene sentido dar el Nobel a una persona?
Ver resultados